Categoría en Gestión de Riesgos

Matriz de Riesgos [EJEMPLO]

ejemplos de matriz de riesgos o IPER

La matriz de riesgos es una herramienta gerencial usada para identificar lo peligros y evaluar los riesgos, razón por la cual se le conoce como Matriz IPER, que significa (Identificación de Peligro y Evaluación de Riesgos). Según la (Conferencia Anual Latinoamericana Sobre Delitos Financieros de la ACFCS – Panamá 2016) La Matriz de Riesgos es: una sencilla pero eficaz herramienta para identificar los riesgos más significativos inherentes a las actividades que desarrolla una organización, aplicable en cualquier tipo de escenario o proceso. Por lo tanto, es un instrumento válido para mejorar el control de riesgos y la seguridad corporativa.

A través de este instrumento se puede realizar un diagnóstico objetivo y global de empresas de diferentes tamaños y sectores de actividad. Asimismo, mediante la matriz de riesgo es posible evaluar la efectividad de la gestión de los riesgos, tanto financieros como operativos y estratégicos, que están impactando en la misión de una determinada organización.

Matriz de Riesgos – Características

Según el autor ya citado: Con el fin de garantizar su eficacia y utilidad, una matriz de riesgo debe tener las siguientes características:

  • Debe ser flexible.
  • Comprensible tanto al elaborar como al consultar.
  • Que permita realizar un diagnóstico objetivo de la totalidad de los factores de riesgo.
  • Actualizable en el tiempo entre otras.
Nivel de riesgo: Vector de probabilidad y vector de impacto en una matriz de riesgo o matriz iper

Estructura de la Matriz de Riesgo

Ya que la matriz de riesgos es una matriz bidimensional, mediremos dos factores fundamentales, la “probabilidad de ocurrencia” o vector de probabilidad, y el “impacto” o vector de impacto. Ambos deben ser cuantificados, para lo cual se requiere un cierto dominio de los peligros y riesgos estudiados, o mejor aún datos estadísticos que apoyen el estudio.

Ejemplo de una matriz de riesgos

A continuación, presentamos un video con un ejemplo claro y sencillo de cómo se debe llenar la matriz de riesgos. Si desea descargar la matriz de riesgos automática, haga clic aquí. Por favor no se olvide visitar nuestro canal de YouTube para ver manuales parecidos, haciendo clic aquí.

Llenado de la matriz de riesgos o matriz IPER en Excel

Manual de llenado de la matriz de riesgos o matriz IPER en Excel

La Matriz de Riesgos o Matriz IPER (Identificación de Peligros y Evaluación de Riesgos), es una herramienta fundamental para identificar los peligros y evaluar de forma cuantitativa los riesgos, de tal forma que se pueda plantear estrategias para el tratamiento de los riesgos. Para cumplir este objetivo se cuenta con muchas herramientas informáticas que no pueden ayudar en dicho fin; no obstante, lo más común y sencillo es elaborar una matriz de riesgos en Excel.

Hace unos meses atrás elaboramos un video en nuestro canal de YouTube, sobre el llenado de la Matriz de Riesgos.

Sobre el tratamiento de los riesgos, vamos a tratar en un próximo artículo, sin embargo, si lo que deseas es saber cómo llenar una matriz de riesgos en Excel, acá te adjuntamos nuestro vídeo sobre el tema. Por favor si te ha servido el vídeo, por favor suscríbete a nuestro canal y compártelo con quienes creas que lo necesitan.

La gestión de riesgos enfocado en el riesgo financiero

Gestion de riesgos financieros gaia servicios

El riesgo es la probabilidad de sufrir un daño, por lo que la gestión del riesgo se entenderá como la administración del riesgo; y, si la administración consiste en el proceso constante y cíclico de planificar, organizar, dirigir y controlar, entonces la Gestión del Riesgo viene a ser el proceso constante y retroalimentado de planificación, organización y dirección de las acciones dirigidas a identificar los peligros para poder así evaluar los riesgos inherentes a la actividad para evitar daños en la medida de lo posible.

Como pauta fundamental “toda actividad” genera riesgo, la única forma de no exponerse a al riesgo es simplemente la inacción total; razón por la cual, la administración de riesgos se estudia en toda actividad humana; en las empresas industriales, comerciales y de servicios, las mineras, las empresas estatales, y cualquier tipo de organización sujeta su actividad a un cierto nivel de riesgo; además, existen muchos tipos de riesgos. El tema de gestión de riesgos es, por consiguiente, mucho muy amplio, por lo que este texto tiene como objetivo servir de introducción a los siguientes que publicaremos con respecto al tema de gestión de riesgos, y sobre todo enfocándolo directamente en la gestión del riesgo financiero.

Cuáles son los tipos de riesgos

Los peligros y riesgos, al estar ligados a la actividad que se realiza, se puede, básicamente, subdividir en tantos tipos de riesgos, como actividades tenemos en la sociedad, por lo que, los principales tipos de riesgos serán:

  • Riesgo Estratégico,
  • Riesgo Financiero,
  • Riesgo Laboral,
  • Riesgo Geológico,
  • Riesgo Biológico,
  • Riesgos ergonómicos, etc.

La gestión de riesgos financieros

Una vez entendido que el riesgo es la probabilidad de sufrir un daño, y como, en el tema financiero y económico el daño consiste en una pérdida de valor económico; entonces, el riesgo financiero es la probabilidad de sufrir una pérdida económica o financiera. Según el Banco Interamericano de Desarrollo (1999) “Para caracterizar completamente el riesgo sería necesario considerar todos los posibles escenarios futuros, asignarles una probabilidad y determinar los resultados económicos derivados de los mismos; así podría conocerse cuál es la probabilidad de que las posibles pérdidas futuras estuvieran comprendidas entre, por ejemplo, 5 y 10 millones, o cualesquiera otros niveles.”.

Los mismos autores refieren: “Uno de los problemas principales para la gestión adecuada de los riesgos es la medición de los mismos a través de indicadores que sinteticen adecuadamente el nivel de riesgo y sean sensibles a los factores del entorno que lo producen. Se han desarrollado dos grandes grupos de metodologías:”

  • análisis de escenarios
  • técnicas de probabilidad

Como se puede percibir, el estudio del riesgo financiero requiere para su correcto estudio múltiples herramientas, pues se requiere segmentar y medir todos los factores de riesgo, de hecho, para tratar adecuadamente los riesgos será necesario conocimientos técnicos para que nos sirva como guía de acción para poder llevar a cabo las medidas correctivas con el único fin de reducir al mínimo las pérdidas por causa del riesgo.

Tipos de Riesgo Financiero

Los riesgos financieros se subdividen en distintos tipos; así pues, casi todos los autores coinciden en dividirlos de la misma forma. El Banco Interamericano de Desarrollo (1999) nos indica sobre los tipos de riesgo financieros: Por último, para clasificar los tipos de riesgo suele atenderse a la naturaleza del causante de la pérdida, calificando el riesgo como:

  • De mercado, si se debe a variaciones de los precios/tipos negociados en los mercados financieros. A su vez, este riesgo se subdivide en riesgo de interés, de tipo de cambio, de renta variable, de mercancías (commodities) de volatilidad, de correlación, etc.
  • De crédito, si se debe al incumplimiento de contratos por insolvencia.
  • De liquidez, si se debe a dificultades para financiar con un costo “normal” los negocios y su crecimiento.
  • De negocio, si se debe a caídas en el volumen del negocio o de sus márgenes.
  • Operativo, si se debe a errores humanos o de los medios de producción o gestión.
  • Legal, si se debe a la incapacidad legal para ejercer los derechos que se consideraban como propios, o si se deriva del propio incumplimiento de la ley.

Tratamiento del riesgo financiero

Dentro de la gestión de riesgo en general, así como el riesgo financiero, una vez detectado los factores que pueden hacer que ocurran pérdidas en la institución financiera, se requiere un tratamiento responsable y acertado del riesgo. En este caso las formas que existen para tratar el riesgo son las siguientes:

  • Aceptar el riesgo porque lo encontramos adecuado.
  • Reducir la probabilidad de ocurrencia o su nivel de exposición.
  • Transferir el riesgo total o parcialmente.
  • Evitarlo al rechazar realizar una operación determinada.
  • Una combinación de las medidas anteriores.

Cuando hablamos de aceptar el riesgo, se trata de llevar adelante la operación a pesar de la existencia de riesgo, porque, como ya hemos visto, siempre existirá niveles de riesgo; entonces, aceptamos el riesgo porque consideramos que el nivel de riesgo en contraposición a las posibles ganancias valen la pena llevar adelante la operación, un ejemplo es cuando un funcionario de negocios bancarios aprueba un préstamo o crédito a pesar de que existen ciertos niveles de riesgo, pues la operación es buena y traerá una dinamización de su cartera de clientes.

Al hablar de reducir se trata de imponer medidas para disminuir el nivel de riesgo, en el caso anterior sería por, ejemplo, pedir que el cliente a quien se otorgará el crédito contrate un seguro contra robo de la mercadería, si el riesgo deviene, por ejemplo, de que el negocio se sitúa en una zona de la ciudad con alto índice de delincuencia.

Cuando hablamos de transferir total o parcialmente el riesgo se trata de que, la entidad financiera, no deba hacerse responsable de las perdidas, sino que también existe una aval o garante de la operación que comparta el riesgo con nosotros. En el mismo ejemplo se trataría de pedir la firma de una fianza solidaria para la otorgación del préstamo o crédito.

Evitar el riesgo es simplemente no seguir con el plan de acción para evitar totalmente el riesgo. En nuestro ejemplo sería rechazar la otorgación del préstamo o crédito.

La última forma de tratar el riesgo es una mezcla de distintas medidas, por ejemplo, la contratación del seguro y la firma del aval solidario de forma conjunta, así disminuiría al mínimo el riesgo.

Conclusiones

Como podemos observar el tema de Gestión de Riesgos, y la Gestión de Riesgos Financieros, son temas bastante amplios e intrincados; pero que, sin embargo, requieren de un estudio profundo.

Para su correcto estudio se requiere de técnicas, herramientas y estadígrafos adecuados, se requiere el uso de herramientas como la Matriz de Riesgo o Matriz IPER, se requiere del diagrama de causa efecto o diagrama de Ishikawa, se requiere el uso de modelos matemáticos como “Perdida esperada” entre otros.

En nuestro blog empezaremos una serie de artículos y tratados sobre la identificación de peligros y evaluación de riesgos. Todos estos podrás encontrarlos haciendo clic aquí. Si estas interesado en aprender sobre estos temas por favor comunícate con nosotros mediante nuestro formulario de contacto o al correo info@gaiaservicios.com. Finalmente, recomendamos, para el estudio de los riesgos financieros, el uso del siguiente texto: Gestión de Riesgos Financieros, “Un enfoque práctico para los países latinoamericanos” del Banco Interamericano de Desarrollo, con apoyo del Grupo Santander.