La obsolescencia programada y la logística inversa

La obsolescencia programada y la logística inversa

La obsolescencia programada y la logística inversa

La obsolescencia programada u obsolencia programada, es una metodología de trabajo que consiste en fabricar bienes de consumo con una fecha de funcionamiento planificada como por ejemplo los celulares, electrodomésticos, ropa, etc., que están programados para fallar después de un tiempo determinado, para que así los consumidores deban adquirir más productos (hasta cierto punto) innecesarios. Un ejemplo de esto son los celulares, puesto que una persona normal podría utilizar un celular por 5 años; sin embargo, ya que estos aparatos están programados para fallar en uno o dos años, o a volverse cada vez más lentos después de cada actualización, terminamos comprando de 3 a 5 veces mas de lo que necesitamos. Esto genera un grave problema para el medio ambiente en vista que se todo lo producido termina siendo desechado y convertido en basura.

Lo que acabamos de exponer es uno de los mas grandes problemas de la industria actual y es justamente responsabilidad de los administradores de empresa darle solución a este problema. Surge entonces, la logística inversa como un medio para que las empresas industriales terminen encargándose ellos mismos de la contaminación que fabrican.

¿Qué es la logística inversa?

La logística inversa es el proceso de flujo contrario que se inicia en el cliente y concluye en el proveedor; trata de que cuando los productos atraviesan el flujo de cadena de suministro para ser reutilizados por la industria y los consumidores, evitando que estos materiales sean convertidos en basura; aliviando así el impacto negativo de la industria en el medio ambiente.

El desarrollo de estrategias empresariales como la logística inversa son un gran aporte de ciencias como la administración y la ingeniería industrial en la lucha por mejorar el mundo. Los costos de logística inversa pueden representar entre el 40 y 70% de los costos generales; por lo tanto, tienen un impacto contundente en los costos; tenemos que tomar en cuenta estas cuestiones: Frecuencia de la recolección; Horarios de recolección; Vehículos y colaboradores asignados; Rutas de recolección.

Clara Luz Patilla

Deja un comentario